.

.
.
jueves, octubre 29, 2009

Un escrito sin título

Publicado por Yo Soy Escribidor |


Sharib tiene por segundo nombre David. Por extrañas circustancias -que no voy a explicar ahora- dejamos de hablar un tiempo. Tiene buen gusto por la música, es inteligente y, en un pasado nefasto, comenzó a estudiar Ingeniería. Ahora estudia Derecho y no sé si en realidad eso quiera ser el resto de su vida; quizás le pega más ser luchador de la W.E., hasta yo lo creo. Es un buen man, con humor negro y poco egoísta. Creo que es valiente pero que él no sabe. Creo que esconde la sensibilidad de su vida, a veces le tiemblan las manos. Le pedí que me escribiera algo y esto fue lo que salió. (Nota: estas opiniones responden a la exclusivida de la vida de mi amigo).


No soy quien siempre les escribe, y quizá en unas líneas no alcanzaría a explicar quien soy; así que no lo intentaré.
Alguien me dijo que escribiera, y eso hago. No porque me toque puesto que, como siempre digo, lo único que me toca en esta vida es morirme. De hecho es un buen tema para comenzar: mi deseo de morir. Casi cristalizado en aquel siniestro instante de soledad y desdicha donde pensé que si tan solo tomaba otra más todo estaría bien ya, cesarían los cuestionamientos de mi vida vacía, acallaría las hijueputas voces interinas ansiosas de dolor, y cumpliría el aparente sueño del día; acabar con la malparidez existencial.
Yo no hablo de Jesús, o Jehová, o Jebús, o como le digan a ese personaje salido de una historieta que se tomaron muy en serio. No creo en nada celestial o glorioso. Quizás es por eso que me siento solo. Supongo que Súper Jesús o JehoBATMAN habrían podido salvarme esa noche, quién sabe. A veces me gusta pensar que lo hicieron porque por momentos sucumbe mi voluntad ante la maldita presión de un cerebro que no puede cargar más mi gigantesco ego y la necesidad imperiosa de atención que me posee y me hace humano. Pero al final del día, recapacito. Recuerdo que en ese momento en mi cuarto, desde aquella tarde de abril cuando me rompieron el corazón llegando hasta la madrugada de anoche cuando me masturbé, estuve solo.
Lo más triste de mi vida es que no he cambiado. Sigo siendo testarudo, egocéntrico y solitario. No creo que en el futuro cercano crea en nada más allá de los contados días que me quedan en esta mugre tierra, y así vivo mi vida. Cuando me miro al espejo no veo al ‘lindo’ que ve mi… Ni sé cómo definirla; veo un hombre con sueños rotos, desconectado de la realidad, de sonrisas contadas y con el deseo de ser normal; porque el mundo se me tiró un día encima, cual puta de 10 pesos, y me dejó eyaculando mis sueños para finalmente tirarlos por el maloliente inodoro del olvido y la desazón de una vida vuelta mierda.
No te pido que sientas lástima por mí; por favor ni lo intentes, si algo cierto es que mejor que tú soy. Sólo te pido que analices tu vida, y como diría el Gran Elkin: Vivas Eternamente Libre.

9 ¡Ajá, dime qué ves!:

Lau dijo...

Egocéntrico, queda claro. Es contradictoriamente agradable, que en tu intro digas que esconde su lado sensible y él deje ver algo de éste en su escrito.
Para variar tengo algunas preguntas pero por respeto no las haré.
Me parece una falta de respeto opinar de alguien que no conozco. Lo que si quiero decir es que el día que lo conocí, en el cumple de su hermana, me pareció interesante pero me di cuenta que ya alguien le rondaba. jaja

Anónimo dijo...

Fuerte.... no sé, pienso simplemente que nosotros elegimos la vida que queremos vivir y el espejo en el que nos queremos reflejar, la cosa está en querer y creer; claro, no para todos es igual de fácil o de difícil, según como se mire el vaso.

El man éste, es muy buena persona, pero muy, sólo que el no lo cree, se lo he dicho pero no me cree... o si me cree, lo que pasa es que no quiere aceptar que lo cree, porque como dijo más arriba es testarudo, pero no lo suficiente para hacerme creer que no me cree cuando si me cree! JA! Le gané!! Se va a morir cuando se entere! Y esa oscuridad se convierte en una cosa muy pequeña cuando llegas a conocer de verdad su corazón.

Buen blog vidente!
Y buena vida a ti y al protagonista del escrito.

Deivi E. dijo...

Lau: Entiendo cuando dices que no podrías opinar sobre alguien que no conoces.
Anónimo: Quisiera saber quien eres porque pareces conocer al señor Carrillo.

Anónimo dijo...

no soy de opinar, pero conozco a el man, juegue futbol con el en la terraza de su casa, cuando con el balon acostumbrabamos a pegar le a las ventanas de su casa y despues el viejo hugo me llamaba diciendo que habiamos partido un vidrio,que en realidad era mentira,,,
tengo que decir de sharit(no se si se escribe asi), lo cierto es que a todos algunas vez de nuestras vidas se nos han pasado por la cabeza 2349 gracerias y vulgaridades en un dia, y que por lo menos el man tiene la valentia de escribirlas

JME dijo...

SCR:
Ya me ha dejado de gustar escribir lo hago cuando me lo pide alguien que me importe o lo reclama alguien a quien odio así, ese a quien odie sea a mi porque para mí es importante odiar, estoy escribiendo aquí cosas que no tiene que ver posiblemente con el escrito porque lo que escribimos no que da hay va mas allá, solo dejamos entrever lo que queremos, lo demás simplemente lo disfrazamos o lo ponemos en un cajón. He visto el dolor, he visto la paz y son uno solo, solo que no se pueden separar, así vivimos nosotros “los otros” no lo comprenden, pero que hay que comprender de ahí sacamos esto que nos mantiene arriba tal vez te sientas como un vomito pero eso es bueno eso te arrastra a la grandeza te saca de lo común y te conduce a lo infinito, a lo imposible no te conozco más de lo que me conozco a mi lo cual no es mucho. Lo mejor es no conocer no saber tanto, saberlo todo quizás es eso ese es nuestro problema el saberlo todo, saber como es y no poder cambiarlo, no poder cambiar la realidad y no poder cambiar el mundo, pero sé que lo intentaras posiblemente lo logres pero yo estaré ahí para destruirlo todo, solo para reírme un rato sin decir nada.

Lau dijo...

No poder opinar sobre alguien que conozco. Eso es lo que me entristece.

dcmv dijo...

cuando se quiere ser unico se puede lograr...
de buena o de mala manera logras tu personalidad...lau yo solo lo he visto una vez, es decir q tampoco lo conozco pero puedo decir q es un ser unico...tan unicico q es amigo de David...

Anónimo dijo...

!Tan unico que un dia me enamore de el!y mi pensar es que inexplicablemente maravilloso y que toda la mie.. que le rodio o le rodea no seran un estupido motivo para que no alcanze la felicidad.. la que tanto anhela y que la vida esta empeñada en mostrarsela yo se que seras feliz yo lo se...

JimmyX dijo...

Eche!!! Que contraste. Anónimos aplaudiendo la valentía de decir cosas del corazón. Pero bueno.

Como dije antes, mi extraño no muy amigo, amén por eso.
Por ahí una de sus hermanas me dijo un día -aquellos en los que soñaba desmedidamente- que tuvo sueño en el cual yo era la persona que lo llevaba a la iglesia y lo acompañaba en su relación con el Señor. Cuando me lo contaron, me lo creí; como dije, eran días de sueños desmedidos. Años después, no he descartado a ese sueño. Creo que el man le daría controversia e inteligencia a la Iglesia.

See you later.

Publicar un comentario

Porque al que se le conoce hoy como profeta se le llamaba vidente: