.

.
.
lunes, febrero 23, 2009

cosas de otros

Publicado por Yo Soy Escribidor |

En la locura de la ciudad, leí este escrito y me pareció bacano que lo lean. Lo escribió Jaime Alvarez. No tiene título pero su intención es buena y bacano que lo lean.



El carnaval es muestra de nuestra cultura. Cultura pobre y conformista. Cultura que, a mucho esfuerzo, quiere ser premiada por algo tan simple y de poca calidad. Cultura que se miente a sí misma y que se envuelve en su vano orgullo. Cultura que cree que ha alcanzado todo pero que aún la miseria, la pobreza y el hambre abunda en todos los rincones orinados de esta decadente ciudad. No, no odio a esta ciudad. ¡La detesto! Pero algo se está formando. Una nueva generación de héroes que reflejen la luz. No me refiero a aquellos que creen salvar a esta ciudad jugando a hacer guerra espiritual desde sus cuevas llamados templos. Me refiero a unos héroes que están dispuestos a dar sus vidas por esta ciudad. Héroes cuya preocupación no sea solo saber cantar o tocar un instrumento. Héroes que tomarán esta ciudad por los cuernos que tienen y los quitará y los destruirá. Héroes que no sean más que verdaderos Hombres de Dios.

Pero el que lee estas palabras -si es que tiene la valentía de leerlas- no crea que hará parte de esta nueva generación. ¿Será que clasificas como héroe? Mmm. Muchos que leerán este ahogado mensaje no serán esos héroes. Harán parte de este horrible carnaval porque son semejantes a los cruzados. Todos orgullosos porque son "salvos solo salvos". ¡Baa!... Eso son: Solo salvos. No tienen vida en abundancia solo viven para un día morir en paz. No mueren para que otros tengan vida. Son los antagonistas de este carnaval y no saben que hacen parte de este carnaval, porque el carnaval es eso; un matiz de los diferentes grupos sociales de esta ciudad: los borrachos, los viciosos, los bailadores, los evangélicos, los ricos, los pobres, los católicos, los champeteros, los vallenatos, los salseros, etcétera.

Todo esto es un carnaval. Inclusive tú, iglesia barranquillera.

2 ¡Ajá, dime qué ves!:

El Escribidor dijo...

Amigo si yo soy el escribidor tú puedes ser el escribiente.Jajajaja.

Anónimo dijo...

ummm...Ser un heroe???
Realmente tienes razón creemos que por estar sentados en una iglesia y con una biblia debajo del brazo ya cumplimos con nuestro trabajo.Pero hace falta más que eso!!!!
Ir por las calles reclutando gente, caminando caminos nunca recorridos en busca de Ensanchar el Reino de Dios aqui en la Tierra...Mil Bendiciones....Ec

Publicar un comentario

Porque al que se le conoce hoy como profeta se le llamaba vidente: