.

.
.
lunes, febrero 09, 2015

PENTALOGÍA DE LA MUERTE I: LA ALEGRÍA

Publicado por Yo Soy Escribidor |



Ese día estabas muy alegre; de hecho, más de lo que generalmente estás. Había una dulzura en tus palabras,  y en tus ojos podía ver una calma nueva para mí. “Eres feliz”, te aseguré y sonreíste con asombro, como cuando alguien es descubierto. Como cuando se sabe que es cierta la felicidad, que ha alcanzado algo que los demás no. 

Hablamos de todo, como siempre, como los amigos de siempre…
Jezel

Mi gran desprecio de la noche fue tu brazo que me detuvo cuando decidía partir; justo ahí, cuando daba pasos hacia la puerta: vi tus ojos encendidos de aflicción, y tu cara desfigurada, y una seriedad apesadumbrada, y con voz firme y temeroso de ti mismo, preguntaste: “¿Puedes matar a mi mujer?”

Safe Creative #1502103221737

0 ¡Ajá, dime qué ves!:

Publicar un comentario

Porque al que se le conoce hoy como profeta se le llamaba vidente: