.

.
.
viernes, marzo 28, 2014

HISTORIA FUNESTA DE UN REINO SIN REY Y SIN CORONA

Publicado por Yo Soy Escribidor |



Así, pues, cuando Rey miró a su reina, sin su reino y sin reinado, él prefirió resignarse a que su castillo de naipes se derrumbaba cuando un vasallo le ponía un pie encima, y otras cosas a su reina.
Rey Arturo

Por eso, cuando la vio pasar, en su desfile real, él sólo atinó a señalarla con los labios, sabiendo que no era rey ni de él mismo, mientras pensaba “Pa’ joderla, ya no me importa un carajo”.  

Safe Creative #1403290446968

3 ¡Ajá, dime qué ves!:

Carlos Aguirre Acevedo dijo...

Jajajaja Muy bueno.

Kevin Reguillo dijo...

Jajajajaja

Maria Alejandra Miranda Rico dijo...

hola profe estuve leyendo y me pareció muy lindo todo creo que los amigos que hacemos durante la vida son únicos y de ellos aprendes y comportes momentos como de ir a clases todos tenemos la capacidad de escribir de nuestras vidas de una manera hermosa e imaginaria y de lo que nos imaginemos siga escribiendo que pronto iré a comprar un libro suyo o seguiré leyendo en su blog todo lo que las palabras hacen transportarnos a un mundo diferente

Publicar un comentario

Porque al que se le conoce hoy como profeta se le llamaba vidente: