.

.
.
jueves, octubre 24, 2013

ENIGMA

Publicado por Yo Soy Escribidor |


Yo sé que guardo este secreto. Ya me habías reclamado cuando por primera vez me gritaste. Recuerdo tus hermosos ojos marrones claros impregnarse con un rojo de odio, de rabia.

« ¡Adriana, si no me dices qué pasa te puedes ir para la mierda!», me dijiste y te creí. Es mi secreto y nunca nadie se preocupó por sacarlo de las cuatro paredes de mi cuarto: era mío, cariño mío, de nadie más. Sin embargo, tú no te conformabas con mis abrazos cálidos en la terraza, o los besos algodonados en el parque bajo las luces muertas de la ciudad.

En aquel momento decías que me amabas y que nada cambiaría eso, y yo me reí satisfecha, mi amor, dentro de mi hermoso vestido de flores de muchos colores, multicromáticos e imposibles. Fue por ti que mis labios se tornaban rojos con aquel labial que me regalaste; o que mis ojos brillaban por esa sombra azul que tan bien me lucía.

«Hermosa», me decías, yo te creía. 

No obstante, esto no fue siempre así. Te cansaste de mis estados alegres hasta cierta hora de la noche, y que yo no supiera darte respuesta de mis huidas. Te agotaste y amenazaste con irme a la mierda, y olvidaste ese paseo al parque o cuando nos hablábamos en la terraza: bastaba mirarnos y tú tocando mi cabello, mientras yo cerraba los ojos en un sueño utópico.

Enigma By Adriana (2013)
«¡Dímelo ya!», recriminaste mi enigma desenmascarado. Sabes que te he amado siempre; por ello, tomé tu mano como en los paseos felices y te llevé a mi cuarto, y no tuve necesidad de hablar, mi amor, precioso, hermoso mío, no fue necesario porque quedó al descubierto lo encubierto, y temiste poco a poco, y lloraste tontamente cuando yo reía coloridamente alegre y mi sonrisa fue tapada por la despiadada oscuridad que fue llenando mi cuarto. 

Y no te dio tiempo de hablar, y no te dio tiempo de huir porque ya el gris había llegado, las sombras se habían posesionado y mi vida se tornó en penumbras y descubriste mi enigma, en mi mundo sin color y de tristeza, y tuviste temor de no volver a reír.

 Safe Creative #1310248839010

2 ¡Ajá, dime qué ves!:

YEMSY dijo...

AMIGO, ME ENCANTA ESTE ESCRITO!

Clariana Vivero dijo...

:)

Publicar un comentario

Porque al que se le conoce hoy como profeta se le llamaba vidente: